«Cruzando los límites» de María Martínez

"Cruzando los límites" de María MartínezSinopsis-130

Savannah no entiende por qué todo el mundo se empeña en que vuelva con Brian. ¿A nadie le importa la razón por la que rompieron? Quizá debería hacerse la tonta y aceptar que su perfecto, brillante y universitario novio se acostó con otra chica en el asiento trasero de su coche, destrozando su pequeño universo y sus planes de futuro.

Caleb es todo lo contrario a Brian, alguien poco recomendable. Es insolente, descarado y temperamental, y posee una mirada capaz de provocar incendios. Savannah conoce el peligro que supone acercarse a él. Sin embargo, ahora que el chico ha regresado a la ciudad, lo que hace unos años solo era un amor platónico e infantil amenaza con transformase en algo muy real… y convertir su último verano, antes de ir a la universidad, en el más excitante de toda su vida.

Mi-opinión-155

Esta es una novela que llevaba tiempo esperando su publicación y que deseaba hincar el diente desde que leí la sinopsis. La verdad es que no suelo, y digo suelo, tener las expectativas bastantes altas en una novela, así para bien o para mal, mejor. Pero con esta sí las tenía, y mucho, y para mi sorpresa incluso las ha superado.

Con una portada preciosa, “Cruzando los límites” es una novela New Adult actual, con la que hacía mucho que no disfrutaba tanto de este tipo de género. Es una historia preciosa y llena de sentimientos que me ha cautivado de principio a fin devorándola. Está excelentemente escrita y narrada en cada una de sus escenas, con un estilo muy bien cuidado que me ha gustado muchísimo en esta autora, siendo fluía, fresca y cercana, con una historia que no te deja en absoluto indiferente. Porque en esta novela, a medida que te adentras a lo largo de su extensa lectura, y que a pesar de ello se te pasan las horas volando con ella, hay mucho más que una simple historia de chico malo y chica buena.

Otra cosa que me ha encantado es el tipo de narración, ya que hoy en día, disfrutar de una historia de este género que no esté escrita en primera persona empieza a ser inusual, así que un punto más a su favor por estar narrada con tanta maestría en tercera y que se echa de menos en este género (al menos para mi gusto).

En “Cruzando los límites”, nos adentramos de lleno en los perjuicios entre la gente adinerada y los del barrio más humilde (sí, ya sé, tópico). Grupos de muchachos en los que unos con otros no se suelen mezclar, no está bien visto por los adinerados que los miran por encima del hombro con desdén y los de los barrios bajos no están por la labor de estar con esa gente pija. Por otra parte, mientras que los chicos de la gente adinerada tienen su vida organizada y planteada con lo que se espera de ellos y sin ningún problema económico, los más humildes tienen que salir como pueden adelante en un mundo a veces muy conflictivo para ellos.

En esta historia, Savannah ha roto con su novio, el ideal para ella por todo el mundo, después de pillarlo en los asientos traseros de su coche con otra chica. Todos menos su mejor amiga intentan convencerla que pase por alto este pequeño contratiempo, pero ella no está dispuesta a hacerlo. Es una chica que siempre se ha hecho lo que se espera de ella para agradar a sus padres, pasando por alto sus propios deseos. Pero todo eso está a punto de cambiar, porque el chico por el que perdía los vientos hacía cuatro años ha regresado al pueblo, y ahora por diferentes motivos lo va a tener muy cerca.

Caleb, es el chico malo y tremendamente atractivo por el que las chicas suspiran. Pero aquí no es fanfarronería, no son de esos chicos que dicen ser malos y luego son más dulces que el caramelo. No. Caleb dice lo que piensa, te guste o no, si tiene que ser duro y algo grosero lo es sin miramientos, aunque claro, también tiene su gran corazón, su sentido de lealtad y sus propios límites que tendrá que sobrepasar. Lleva un equipaje con una gran carga emocional, con un pasado muy violento por culpa de su progenitor. Ha permanecido en un reformatorio durante dos años, ya que llegó a pegarle una paliza al desalmado de su padre para proteger a su hermano. A veces tiene ataques de ira incontrolables, a pesar de que es incapaz de hacer ningún daño a aquellos a los que quiere, es  más, es bastante protector. Ahora, tras cuatro años fuera del lugar, ha regresado por un desgraciado suceso y decide quedarse por un tiempo.

Tras un tropiezo entre nuestros protagonistas que llamará la atención de Caleb, ambos empezaran un juego del gato y el ratón, de pullas con momentos realmente muy buenos. Todo lo que empieza con un deseo físico se va convirtiendo en algo mucho más profundo a sabiendas de que ambos no se convienen, pero el amor no entiende de razones y la historia se va complicando por momentos, ya que a todo esto hay una trama oculta alrededor de ellos que se ira viendo más adelante. Me ha gustado bastante que, a pesar del deseo que ambos sienten, va cociéndose este romance de forma natural, sin un aquí te pillo y ya estamos locamente enamorados.

Con unos personajes muy profundos, los secundarios de esta apasionante historia son muy destacables, tanto Cassie, la amiga de Savannah, como el grupo de amigos de Caleb, en el que destaca Tyler.

Una historia de superación, de las apariencias y los prejuicios, de dificultades, de las maldades de algunas personas, pero sobre todo de la amistad y de ese gran amor que se encuentra en quien menos te lo imaginas y es que en el corazón ya se sabe, no se manda.

Una novela que sin duda recomiendo no os perdáis y que a mí personalmente me ha enamorado y que ahora espero la historia de Cassie y Tyler impacientemente.

otros-datos-195

Editorial: Ediciones Urano (sello Titania)

Edición: Papel y digital

Serie: Cruzando los límites (01)

Enlace de compra por Amazon: Aquí

Enlace compra por Casa del libro: Papel Aquí  Digital Aquí

Enlace web del autor: Aquí

Hace poco, a pesar de haber terminado esta lectura con anterioridad, he participado en una lectura conjunta organizada por Lidia del blog «Cielos de papel» y donde también participaron eMe del blog «Ágora» y Cris D del blog «Estantes de papel». Aquí os dejo sus enlaces a sus reseñas:

«Ágora»

«Estantes de papel»

«Cielos de papel»

«Gigoló. El amor tiene un precio» de José de la Rosa

Portada Gigoló El amor tiene un precio de J. de la Rosa

Sinopsis-130

Su novio está de viaje, sus amigas ocupadas y María ha decidido hacerlo: contratar los servicios de un gigoló por una sola noche. Sin embargo aquella experiencia de sexo pagado con un desconocido (Allen) quizá sea más trascendente de lo que esperaba. Dos años después se encuentran de manera fortuita, cuando ella está a punto de casarse con el hombre de su vida. Así descubre que Allen lleva desde entonces buscándola, y también que una noche de sexo por 500 libras ha podido cambiar sus destinos para siempre. A partir de ahí, María deberá elegir si continúa su perfecta vida tal y como estaba planificada desde que era una niña o si se deja arrastrar por Allen, un hombre tan atractivo como peligroso, y de quien no puede salir nada bueno… ¿Será capaz María de evitar a Allen? ¿Podrá seguir con su vida tras reencontrarse? Porque no hay mayor traición que ser infiel a una misma. Una historia de amor sobre la belleza de las relaciones imperfectas.

Mi-opinión-155

Qué decir de este libro, que tras terminarlo me ha dejado con una sonrisa en los labios y la palabra “precioso” grabada en mi mente.

Novela ganadora del primer Premio Titania Novela Romántica y también el primer autor español que publica en este sello.

María y Edward son la pareja diez, la pareja perfecta, la pareja que llevan toda una vida juntos. ¿Pero qué ocurre cuando todo eso es el fruto de una pareja que solo busca la comodidad y en la que no hay pasión?¿Cuando uno no discute por no llevar la contra y que todo esté bien? En definitiva, cuando alguien no es sobretodo sincero consigo mismo. Este es el caso de María, una mujer que se ha esforzado en darle a Edward todo lo que él necesita, la mujer perfecta para él, para sus amigos, para su vida, olvidándose de ella misma y sacrificando hasta sus aspiraciones. Todo lo hace a favor de él, aunque este nunca se lo haya pedido. Para ambos, su futuro matrimonio que en unos meses se celebrará es lo que debe ser, lo que se espera, el matrimonio y la vida perfecta, una vida cómoda y segura.

María es una mujer insegura, sobre todo por culpa de la dependencia que siente hacia su prometido. Siempre hace o busca hacer lo correcto para él y todo aquello que lo rodea, obsesionada con su futuro enlace que ella piensa que es el perfecto, pues para ella, Edward representa la seguridad, la comodidad y tranquilidad, “su ancla” como piensa, y la persona a la que quiere.

Pero toda esa seguridad se tambalea cuando aparece Allen, el gigoló que contrato a través de una agencia dos años atrás, saliéndose de su planificada vida en un momento de necesidad. El hombre con el que mantuvo sexo pagado, y que tras esa noche inolvidable para ambos, ella pensó que nunca más volvería a ver. Pero el destino a veces es así de caprichoso.

Ahora, ambos vuelven a encontrarse en una fiesta, su fiesta de compromiso. Y ella descubre para su temor que él la ha reconocido y es más, lleva desde que se acostaron buscándola.

Él le pide una oportunidad para verse, eso sí, como amigos. Pero ella solo lo ve como un gran problema, en el que toda su perfecta vida se puede derrumbar.

Allen después de su marcado encuentro con ella en el pasado, no puede quitársela de la cabeza y decide buscarla, pero no es hasta dos años después que la encuentra. Es un hombre que aparte de ser muy atractivo, por el que suspiran las mujeres, es sincero, le gusta que a su vez lo sean con él, sabe lo que quiere, es espontaneo, detallista y se deja llevar por el momento. No se avergüenza de su pasado de gigoló, aunque es consciente de que pueda suponer un problema para María. Sabe lo que quiere y no se da por vencido fácilmente. También sabe que no cuenta con mucho tiempo, y cualquier encuentro con ella debe aprovecharlo para tener una oportunidad.

Allen pone patas arriba la vida “perfecta” de María justo en el momento que más segura debe sentirse por la proximidad de su enlace, haciendo que se replantee muchas cosas que no había querido ver antes, y aflorando unos sentimientos intensos que la asustan.

Es el segundo libro que leo de este autor después de “Siete razones para no enamorarse”, que para mí fue muy dulce y fueron siete razones para recomendarlo.

José de la Rosa nos muestra una preciosa, dulce y emotiva historia, enamorándonos con unos personajes nada perfectos y muy reales. Con un don que este hombre tiene para escribir de una forma muy cuidada, delicada y a la vez ágil, envolviéndonos en la historia, disfrutándola, viviéndola y sintiéndola, metiéndote de cabeza desde el primer párrafo (y si no os lo creéis echarle un vistazo) hasta el último.

Una novela muy bien estructurada, con unos personajes desde el primero al último que están muy bien definidos, con sus virtudes, sus defectos y sus desengaños. Escenas de cama donde tienen que estar sin ser muy alargadas y con una gran habilidad de hacernos sentir los sentimientos de nuestros personajes. Descripciones en su justa medida sin alargar demasiado, con un estilo muy bien cuidado.

Una novela sencilla y a la vez maravillosa e inolvidable, que me ha enamorado y que recomiendo que no dejéis escapar de vuestras lecturas. Y es que a veces la relación más perfecta es la imperfecta.

otros-datos-195Editorial: Ediciones Urano (sello Titania)

Edición: Papel y digital

Enlace de compra por Amazon: Aquí

Enlace compra por Casa del libro: Aquí     Papel Aquí

Enlace al blog del autor: Aquí

Conoce un poco más sobre la novela y el autor a través de su entrevista en Ediciones Urano: Aquí