“La Dama y el Dragón” de Mónica Peñalver

17 marzo, 2015 at 8:59 pm

Portada La dama y el Dragón de Mónica PeñalverSinopsis-130

Libro 1º de la «Serie Medieval»
Adrian Wentworh es un hombre hecho a sí mismo que ha conseguido granjearse la simpatía del rey Enrique VII combatiendo ardientemente por su causa. Son ya muchos años los vividos en el campo de batalla y ha llegado el momento de retirarse a un hogar y unas tierras en las que envejecer. Esto está ahora al alcance de su mano, pues el rey ha decidido recompensarle entregándole la mano de Lady Norfolk, pero, ¿podrá él desposarse con una mujer que lo odiará hasta el final de sus días?
Lady Margaret está acostumbrada a llevar las riendas de su vida, así que, para frenar los avances de un pretendiente no deseado, no duda en pedir audiencia con el rey e incluso hacer un solemne pacto con él. Ahora, por mandato del monarca está obligada a contraer matrimonio con el irascible, cruel y temido Adrian Wentworh, apodado «Dragón». Lady Norfolk obedecerá la orden real, pero contraviniendo el sentido común, está decidida a desafiarle a cada paso y no piensa dejarse amilanar por el feroz guerrero que tanto la conmueve.

Mi-opinión-155

Sin duda, una bella y cautivadora historia ambientada en la época de la Guerra de las Dos Rosas en Inglaterra.

No conocía a esta escritora, pero echando un vistazo al catálogo de la Selección RNR la vi, leí la sinopsis, llamándome mucho la atención y me dije “a esta tengo que darle la oportunidad”. ¡Y vaya! Porque no me ha decepcionado, ha sido todo lo contrario, me ha sorprendido muy gratamente.

Adrian Wenthorth, más conocido como el Dragón, es un guerrero al mando de su ejército, que ha combatido en numerosas batallas bajo las órdenes del Rey Enrique VII, siendo además leal a su causa y gozando de la mayor de las simpatías del Monarca. Su fama le precede como un hombre sin escrúpulos, cruel y despiadado que hace que la gente le tema y por otro lado es despreciado por el resto de la corte y nobles por su origen humilde, ya que es hijo de un campesino que dio la vida por el Rey, haciéndose este cargo de  Adrián cuando tan sólo era un chaval, enviándolo para que se formara como caballero.

Harto de su vida militar, sueña con dejar esa penosa existencia y vivir en la tranquilidad de un hogar. Y pronto ese sueño deseado se le presenta bajo mandato del Rey, obteniendo eso, aparte de conseguir ser señor de unas tierras convirtiéndose en conde, algo que ni en el mejor de sus sueños se hubiera imaginado, pero con un precio que él detesta, tener que casarse con una condesa, algo que representa lo que él más odia.

La condesa Margaret Norfolk es toda una dama con carácter, que con su inteligencia y buen hacer ha conseguido mantener sus tierras del condado prosperas en una mala época para el resto, cuidando su patrimonio y a las personas que están bajo su protección. Está desesperada porque un conde al que detesta va detrás de su fortuna, heredada de su padre, y que quiere obligarla a que se casé con él, recurriendo incluso al Rey para conseguirlo.  Ella, en un acto desesperado pero siendo muy astuta pide audiencia al Rey para demostrarle el por qué ese hombre es una mala decisión, y tras la reunión mantenida con él pronto se da cuenta de que el resultado no ha salido tal y como esperaba ya que ahora él le elegirá un marido: El temido «Dragón».

El comienzo entre ambos es totalmente frio, sobre todo por parte de él, que da la impresión de que ella no le importa en absoluto, pero nada más lejos de la realidad. Lo que pasa es que el carácter del Dragón no es el de un gentil caballero, nada de eso. Adrián ha carecido de educación habiéndose criado en un ambiente militar, y esto le ha hecho ser bastante rudo, autoritario, falto de modales y de tacto, sobre todo a la hora de tratar a una dama. Ella tampoco es cualquier simple dama que agache la cabeza, y se enfrenta a él a cada momento, algo a lo que él no está acostumbrado. Los comentarios mordaces entre ellos son constantes. Pero poco a poco Margaret va conociendo y atisbando cosas en Adrian que va haciendo que se enamore y que desee que su matrimonio funcione, poniendo en ello toda su voluntad ante un hombre que no se lo pone fácil, ya que él teme que ella lo desprecie también por su origen y prefiere mantenerse alejado de ella. ¿Podrá nuestra dama conquistar el corazón del Dragón?

En esta historia, en la que no faltan las intrigas y los malos a su alrededor intentando separarlos cada uno por un motivo, también están los hombres de confianza y amigos de Adrian que lo acompañan a su nuevo hogar, las damas que apoyan y están bajo la protección de Margaret, en los que todos ellos tienen algo que aportar en esta trama, sobre todo Eugen su fiel escudero, por llamarlo de alguna manera, que me ha arrancado alguna sonrisa poniendo esa pizca de humor.

Mónica Peñalver me ha sorprendido tanto por su estilo como con esta historia, escrita de forma ágil, bien trazada y con una gran habilidad, plasmando muy bien esta época. La novela tiene unos diálogos que tengo que subrayar son buenísimos y unos caracteres muy bien definidos. Una trama que te tiene pegada a sus páginas con unos personajes de los que te enamoras, y he de decir que aunque a veces mataría a Adrian por su falta de tacto, es un personaje que realmente me ha encantado.

Estamos ante un libro que me alegro mucho de haberlo elegido, disfrutando muchísimo de su lectura y apuntándome esta escritora (también conocida bajo el seudónimo de Caroline Bennet) para futuras lecturas.

 

otros-datos-195

Editorial: Ediciones B (Selección RNR)

Edición: Formato digital

Enlace de compra por Amazon: Aquí

Enlace de compra por Casa del libro: Aquí