“Pensé que era cierto” de Huntley Fitzpatrick

29 diciembre, 2015 at 7:40 pm

"Pensé que era cierto" novela de Huntley Fitzpatrick

Sinopsis-130

Gwen Castle nunca había tenido tantas ganas de decir adiós a la isla en la que vive hasta que Cassidy Somers, su gran error del verano, acepta un empleo allí como «chico para todo». Él es un niño rico que vive al otro lado del puente en Stony Bay, mientras que ella pertenece a una familia de pescadores y limpiadoras, aquellos que trabajan para que los turistas disfruten del verano. Y a ella, seguramente, le espera el mismo destino.
Pero tras una conversación con su padre, las cosas cambian: saltan chispas y algunos secretos que hasta ahora lo habían sido salen a la luz, al tiempo que ella pasa un verano maravilloso y agotador, debatiéndose entre lo que hasta ahora pensaba que eran su hogar, aquellos a los que ama o, incluso ella misma, y lo que la realidad le demuestra.

Mi-opinión-155

Después de leer su primera novela “En la puerta de al lado” tenía ganas de seguir con esta serie, así que no he esperado mucho para hacerlo.

En esta, no nos encontramos a ninguno de los personajes de la primera (aunque sí mención a la ferretería de los Garret), sin embargo, la historia, está situada en el mismo lugar. Así que si no has leído la anterior, no pasa nada.

Gwen es una adolescente de diecisiete años que vive con su madre, su abuelo, su primo que acaba de cumplir los dieciocho y que fue acogido en la casa apenas siendo un bebé, y su hermano pequeño que necesita una educación especial. La familia vive el día a día con el dinero justo para pagar las facturas. El padre de Gwen, que vive cerca de allí (ya que están separados), mantiene una relación llevadera con su madre. Él tiene un bar donde de vez en cuando Gwen y su primo trabajan en el verano. Necesitan cualquier cosa que se les presente para ganar algo de dinero, y por ello Gwen, en esta temporada, aparte de cuidar de su hermano, trabajar de vez en cuando en el bar, haciendo además de camarera extra en un catering del padrastro de su mejor amiga, se hace cargo también de cuidar de una anciana bastante agradable.

Lo que no contaba Gwen era que cuidando a la anciana se iba a encontrar con Cass casi todo el tiempo. Él es un niño rico de su misma edad y que estudia en su instituto, y cuyo padre lo ha puesto a trabajar como jardinero en aquella zona para darle un escarmiento. Ambos tuvieron un lío de una noche que para ella significó mucho, pero que se llevó una gran decepción con él.

Gwen tiene una reputación de chica ligera, ya que a su joven edad se ha acostado ya con varios del equipo de natación del instituto. Eso hace que sea para algunos el blanco de comentarios poco acertados con respecto a su popularidad y que enfada bastante a su primo Nick, que la quiere como un hermano mayor.

Cass es un personaje que a pesar de ser un niño rico sabe lo que desea, educado y de buen carácter, es un personaje que me ha gustado en todo momento. No así el personaje femenino que me ha sido un tanto pesado en ocasiones, aparte de ser de esas chicas que piensan una cosa y acaban haciendo otra, y personajes así de poco coherentes en cuanto a su papel no me gustan, aunque es lo que la autora quiere exactamente mostrar, una chica así de contradictoria.

Esta novela de género juvenil actual, narrada en primera persona bajo la perspectiva de la protagonista, se centra en la familia de Gwen, de sus relaciones familiares y la situación económica precaria. En la educación de un pequeño que necesita de una especial dedicación. De su primo Nick con sus proyectos de futuro y de la relación que mantiene con la mejor amiga de Gwen. Del cuidado de la anciana y su relación de la protagonista con ella.

Para ser sincera, si la anterior me gustó bastante, esta simplemente me ha sido pasable y para pasar el rato. La historia en sí está bien, pero me ha parecido demasiado lenta y un tanto extensa para lo que es, e incluso en alguna ocasión un poquito pesada, y con una protagonista que no he terminado de conectar con ella, ni con algún que otro personaje secundario. Otra cosa que para mi gusto he encontrado es la falta de información en algunos aspectos de la familia o amigos que no explican y que me hubiera gustado saber más. Eso sí, una novela bien escrita y narrada con unos diálogos y unos personajes bien perfilados.

 

otros-datos-195

Editorial: Libros de Seda

Edición: Papel y digital

Serie: En la puerta de al lado (02)

Enlace de compra por Amazon: Aquí

Enlace al blog de la autora: Aquí

 

“En la puerta de al lado” de Huntley Fitzpatrick

7 octubre, 2015 at 6:22 pm

En la puerta de al lado de Huntley FitzpatrickSinopsis-130

Los Garrett son todo lo que no son los Redd: ruidosos, desordenados y cariñosos. Y cada día, desde el balcón de su habitación, Samantha Reed sueña con ser una de ellos… hasta que una tarde de verano, Jase Garrett se cuela por su ventana y eso lo cambia todo. Ambos se enamoran; tropiezan con la timidez y lo maravilloso del primer amor. La familia de Jase acoge muy bien a Samantha. Pero entonces sucede lo inimaginable y el mundo de Samantha se vuelve patas arriba. Ahora tiene que enfrentarse a una decisión imposible. Guardar un secreto que arruinará a los Garrett o confesar la verdad y acabar con la carrera de su madre. ¿Podrá salvar a las dos familias? ¿O ha llegado el momento de que se salve a sí misma?

Mi-opinión-155

“En la puerta de al lado” es una preciosa novela muy entretenida, donde vives el primer amor de verano intensamente con un toque muy bonito y profundo, donde los personajes y sus vidas te llegan al corazón, sobre todo la de la familia Garret.

En esta historia, tenemos dos familias muy distintas separadas por un jardín, son los “vecinos de la puerta de al lado”.

Por un lado tenemos una mujer de clase alta viviendo sola con sus dos hijas, siendo una madre muy estricta que necesita tenerlo todo controlado, una maniática obsesiva del orden y la limpieza, teniendo a sus hijas en colegios privados.

Por otro lado tenemos a una familia de clase media-baja con lo justo para vivir y pendientes de llegar a final de mes, con un montón de hijos, en el que el orden y la tranquilidad brilla por su ausencia, pero eso sí, una familia unida y muy cariñosa que salen adelante con lo que tienen.

Samantha tiene diecisiete años y es la hija menor de la familia de clase alta, que observa durante años, noche tras noche desde la parte alta de su ventana, a esa familia que tanto interés despierta en ella, oculta en la oscuridad sin que nadie se percate… o eso piensa ella.

Un día Samantha, mientras observa las vidas de esa familia, se lleva un susto al encaramarse a su lado un chico que resulta ser uno de los hijos de sus peculiares vecinos, uno del que apenas había reparado. A Jase Garret, a su vez, esa chica siempre le ha llamado la atención viéndola constantemente desde lo alto fijarse en su familia a través de los años. Siempre ha pensado de ella que es el tipo de chica altanera, de las familias que siempre se meten con ellos por ser familia numerosa como si eso fuera un pecado, pero algo en él esa noche, le hace decidir ir a conocerla.

A través de estas páginas vamos descubriendo las vidas de estas familias y amistades. Viendo cómo nace un sentimiento bonito entre ambos manteniendo una relación, con la emoción del principio, de descubrir ese sentimiento juntos, pero también con el temor y el miedo, él con miedo a que a ella le de vergüenza estar con él y ella por la reacción de su madre cuando se entere, ya que para su madre, una senadora metida ahora en plena campaña, no soporta a esa familia a la que siempre ha criticado. Samantha se siente bien con esa familia, tan llana y cariñosa, pero un incidente y un secreto la ponen en un dilema muy difícil, ya que de que hable o calle depende su familia o la de Jase. ¿Qué hará?

Los personajes de esta novela están muy bien definidos y no son nada perfectos. Cometen errores y fallos, descubriendo que las apariencias de algunos personajes engañan como en la vida misma. Y Jase es todo ternura, un chico más maduro de la edad que tiene ya que no lleva una vida entre algodones y que te cautiva irremediablemente.

Una novela actual juvenil, el primero de una serie en el que los protagonistas serán diferentes, escrita en primera persona bajo la perspectiva de la protagonista, que aunque no es el estilo favorito mío, está excelentemente narrada y muy bien cuidada, de una manera fluida con unos diálogos muy buenos, cautivándote y emocionándote con esos sentimientos del primer amor, con la ternura de la madre de Jase y los niños, con sus personajes y la vida de estos.

Una novela con la que he disfrutado de su lectura. Eso sí, en las novelas juveniles casi siempre me pasa lo mismo, que me gustaría saber un poquito más de ellos adelante.

otros-datos-195

 

Editorial: Libros de Seda

Edición: Papel y digital

Serie: En la puerta de al lado (01)

Enlace de compra por Amazon: Aquí

Enlace de compra por Casa del libro: Papel Aquí / Digital Aquí

Enlace al blog de la autora: Aquí